Noticias
La Esperanza sigue Viva
Por
Cristián Barahona P.
Publicado:
12 Agosto 2020
Leido 222 veces
Maristas en Beirut se levantan del dolor con esperanza y voluntad.
Maristas en El Libano continúan con su Obra de acompañar a quienes hoy necesitan de nuestras oraciones.
(Noticia publicada y gentileza de Comunicaciones Maristas – Sector Chile)

Con la explosión del pasado martes 4 de agosto, el panorama en la capital libanesa se ha complicado, más no pierden las esperanzas de salir adelante. Los Hermanos Maristas cuentan con dos centros educativos en el país y el programa internacional “Proyecto Fratelli”, obras que no han sufrido pérdidas por la explosión y que han sido puedas al servicio de los damnificados.

La explosión en Beirut, el 4 de agosto, que ha dejado cientos de muertos y miles de heridos, ha sacudido el país y colapsado el ya difícil sistema sanitario, educativo y social. Líbano tiene alrededor de 6 millones de habitantes, de los cuales, más de 1,5 millón son desplazados de Siria, Irak, Palestina y Etiopía. En este contexto, la tragedia de este martes agudiza la dramática situación, dado que el país – desde hace un tiempo – lucha contra la crisis económica, las revueltas sociales, y desde hace unos meses, también enfrenta la pandemia del Covid-19.

Los Hermanos Maristas están presentes en el país mediante dos centros educativos, el “Colegio Marista Champville” y “Nuestra Señora de Lourdes”, en Jbail. Y también a través del Proyecto Fratelli, en colaboración con los Hermanos De La Salle. Tras la explosión, las obras Maristas no han sufrido graves pérdidas.

Nos solidarizamos con nuestros Hermanos de La Salle, en Beirut, cuyas escuelas han sufrido daños graves (puertas, vidrios, ventanas, muebles destruidos) debido a la fuerte explosión, sobre todo el Collège Sacré-Couer – Freres Gemmayzé.

¿Cuál es el panorama qué vive Líbano ahora?

La crisis social y económica: Según las estadísticas, casi la mitad de los cuatro millones de libaneses vive en la pobreza y el 35% de la población activa está desempleada. A partir del 17 de octubre de 2019, se produjeron en el país revueltas sociales y reivindicaciones, y como consecuencia hubo un cambio de gobierno, en medio de la inestabilidad y en un estado cada vez más pobre. De acuerdo con la prensa local, en los últimos meses, miles de libaneses fueron despedidos o sufrieron recortes salariales. La moneda libanesa se ha devaluado y se ha reducido el poder adquisitivo de la población. Los ahorradores no tienen acceso gratuito a su dinero, ya que los bancos han impuesto restricciones a los retiros y transferencias al extranjero debido a la escasez del dólar.

La pandemia COVID-19: Desde marzo, el coronavirus 19 se sumó a la difícil situación socioeconómica. Como en la mayoría de los países, el Estado pidió el confinamiento de los ciudadanos para prevenir y contener la pandemia. Se suspendieron diferentes actividades, entre ellas las escolares y las socioeducativas. En este contexto, el Proyecto Fratelli acata las medidas propuestas por el gobierno y pone los medios necesarios para continuar la actividad y el contacto con los beneficiarios, sobre todo los niños y jóvenes migrantes. Y además de las actividades en línea, también promueve programas de ayuda humanitaria.

Proyecto Fratelli

El Proyecto Fratelli no ha sufrido graves daños. Sólo “Fratelli Bourj Hammoud”, ubicado a pocos kilómetros del lugar de la explosión, ha sufrido pequeños daños materiales. Según el testimonio del hermano Miquel Cubeles, “En estos días estamos haciendo campamentos de verano con los niños y, por suerte, ayer, cuando se produjo la explosión, ya no había nadie, porque saltaron por los aires cristales, ventanas y puertas y el centro está muy afectado. Hoy no hemos podido retomar la actividad”. Ante lo sucedido, se han suspendido las actividades en Fratelli Rmeileh, Sidon. “Se han decretado tres días de luto oficial y, además, estamos, también, en un periodo de vuelta al confinamiento porque los casos de coronavirus siguen aumentando”, ha mencionado el Hno. Miquel.

La esperanza no muere

Pese a la difícil situación, somos solidarios con el pueblo libanes y los migrantes acogidos en ese país. Es tiempo de ser resiliente y empezar la reconstrucción.

El Proyecto Fratelli, que tiene 5 años de presencia y misión en El Líbano, trabaja cada día para ayudar a las personas en situaciones vulnerables y trata de dar respuestas nuevas a los nuevos desafíos que se presentan en estos tiempos. Y dentro de poco, el Proyecto Fratelli espera poder acoger a más de mil niños y adolescentes, tanto de Bourj-Hammud como de Rmeileh.

En su comunicado, los Maristas de Líbano (Provincia Mediterránea), en solidaridad con los más afectados por la explosión en el puerto de Beirut, han puesto las aulas de sus escuelas al servicio de las familias que han perdido sus casas y necesitan un lugar donde estar.

Como Maristas Chile presentamos nuestra solidaridad con los habitantes de El Líbano.



 

Etiquetas:
Comparte esta noticia
Noticias Relacionadas
Primer Foro Regional de Comunicación Marista
Publicado: 1 Julio 2020 / 237 Lecturas
Semana Champagnat en Oración y Reflexión
Publicado: 6 Junio 2020 / 260 Lecturas
Carta a la Familia Marista de Chile
Publicado: 27 Marzo 2020 / 408 Lecturas
© 2014 Todos los derechos reservados
Creado por Informática & Diseño Maristas Chile