Noticias
Carta a la Familia Marista de Chile
Por
Cristián Barahona P.
Publicado:
27 Marzo 2020
Leido 407 veces
Comunicado Oficial del Sector Chile
Se entrega un mensaje a la Familia Marista de Chile, por parte del Delegado de Misión del Sector, Sr. Ernesto Reyes Plaza
Apreciada Familia Marista; Padres y Apoderados

Estamos viviendo tiempos extremadamente difíciles, enfrentando una pandemia mundial que no tiene precedentes y que nos afecta a todos sin distingos de ninguna especie. Los organismos internacionales, los estados, los gobiernos, los científicos, los médicos, los equipos de salud y todas las autoridades están tratando de poner todas sus capacidades y conocimientos a disposición de las personas, para proteger la vida de cada uno de nosotros y de nuestras familias.

Como comunidad educativa católica, estamos esforzándonos al máximo para cumplir de la mejor forma posible nuestra misión en este tiempo de crisis sanitaria: continuar educando y evangelizando a los miles de niños y niñas que se nos han confiado en los doce colegios de la Red Marista.
No ha sido tarea fácil, nuestra gente, nuestros Maristas de Champagnat; educadores, administrativos, directivos y muy especialmente el equipo multidisciplinario de profesionales y especialistas que se ha formado para enfrentar el desafío de seguir entregando una educación de calidad, ahora en forma remota, todos, todos… están haciendo un tremendo esfuerzo, dando muestras de su gran calidad humana, responsabilidad, entrega y compromiso, lo cual agradecemos en nombre de toda la familia marista.

Pero, para que ese trabajo sea fructífero y logremos mantener una educación de calidad y efectiva en esta modalidad a distancia, necesitamos la colaboración de todas las familias, necesitamos su comprensión y sobre todo su apoyo para incentivar y motivar a sus hijos e hijas, para que participen activa y regularmente con dedicación y entusiasmo. Son ellos los destinatarios de este esfuerzo. ¡El apoyo de cada familia es fundamental!

Este es un llamado, una invitación para que todos participemos activamente y con entusiasmo de esta nueva forma de aprender y de enseñar, y así unidos en este desafío podremos convertir esta crisis en una gran oportunidad para involucrarnos más profundamente en la formación de nuestros hijos.
Pero no sólo estamos adoptando medidas en lo pedagógico, sino también en el ámbito social y económico, pues estamos plenamente conscientes de que esta crisis sanitaria tendrá fuertes efectos negativos en la economía, en los empleos y en el normal funcionamiento de la sociedad en su conjunto.

Por eso hemos dispuesto desde el Consejo de Misión:

1.- Asegurar la continuidad del proceso educativo, asumiendo el compromiso y la responsabilidad de mantener tanto las remuneraciones de nuestros educadores como el financiamiento operativo de cada colegio durante el transcurso del 2020, a pesar de las condiciones económicas nacionales y de las realidades críticas, que ya han empezado a afectar los ingresos de los colegios.

2.- Reforzamiento del Fondo de Becas en cada colegio. En acuerdo con las Fundaciones Sostenedoras de cada Colegio Marista, se ha solicitado a cada Rector que disponga de un sistema especial de atención a las familias, para recibir y conocer las situaciones más críticas que ameriten flexibilizar sus compromisos pecuniarios. Se evaluará cada situación en particular y se adoptarán las medidas posibles para ayudar.

Nuestro principal énfasis quiere focalizarse en los estudiantes cuyas familias viven o vivirán el problema de la cesantía en cualquiera de sus expresiones o que experimente merma significativa de la solvencia familiar, sea por la reducción de sus ingresos o la pérdida del trabajo o de la posibilidad de ejercer en el caso de los independientes. Por ello, se reforzará el Fondo destinado a Becas en cada colegio y en su asignación deberá analizarse con criterio y cuidadosamente caso a caso para ser justos y a la vez generosos, para atender cada situación en particular.
Sin embargo, todos debemos entender que esta disposición solidaria en beneficio de las familias que resulten más afectadas, es excepcional, y aún cuando la voluntad institucional por ayudar es total, siempre tendremos la limitante de lo posible, para no poner en riesgo la continuidad de cada colegio y las expectativas de las familias que lo integran.

3.- Condonación de interés por mora por un lapso de tres meses, entre marzo y mayo de 2020.

4.- Descuento del 10% en el Arancel de Colegiatura de los meses de marzo, abril y mayo, para todas las familias, sin distinción alguna.

5.- Suspensión de todas de las Actividades Inter-Colegiales: encuentros, intercambios culturales, etcétera, durante el primer semestre del año, como una medida para evitar el contagio de la enfermedad, pero también para reducir los gastos que ellos implican.

6.- Ajuste Presupuestario de un 30% de Gastos Operativos, para apoyar el financiamiento de las medidas antes señaladas, para lo cual, se ha solicitado a cada fundación, la reformulación presupuestaria en dicho ítem.

Estamos haciendo nuestro máximo esfuerzo para dar continuidad al proceso educativo y ser responsables con el compromiso adquirido con Ustedes. Nuestros educadores, los directivos, administrativos y personal de apoyo, están dando todo de sí. Con gran voluntad y compromiso, muchos de ellos incluso, están trabajando tiempo extra para superar esta crisis. No vamos a fallarles, ni en lo educativo, ni ignorando los problemas socio-económicos que muchas familias ya enfrentan o enfrentarán.

Esta nueva forma de enseñarles a aprender a nuestros estudiantes, a nuestros hijos, nos desafía también como educadores, a dar otros pasos e ir pensando en entregarles paulatinamente herramientas y orientaciones a Ustedes los Padres, Apoderados y al grupo familiar para que puedan colaborar y guiar a sus hijos e hijas, por esta nueva forma y experiencia de aprender. Todos podemos y debemos aportar, hoy están disponibles estudios, experiencias nacionales e internacionales, desarrollos… hay conocimiento, hay tecnologías, hay asesores, pero… sólo los educadores, “los profes” tienen el “pulso” del proceso educativo. Sus ideas, experiencia y propuestas están siendo -sin dudas- un inmenso aporte en esta nueva experiencia. Los hemos invitado a ser “pioneros” en esta materia y algunos, ya han asumido el desafío de ser los primeros en activar y activarse en este proceso.

Los invitamos a actuar unidos como Familia Marista, tal como seguramente lo están haciendo Ustedes en sus familias en su hogar. Así -en conjunto- con mucha responsabilidad, pero también con entusiasmo, con Fe en Dios, con la esperanza de forjar juntos un futuro mejor para nuestros hijos y con mucha caridad, para brindarnos a los demás, superaremos esta compleja situación y saldremos fortalecidos de ella.

¡Nuestros niños y niñas son el futuro, por ellos debemos darlo todo!

Reciban un fraternal saludo con nuestras oraciones por el mundo, por Chile y por nuestras familias.

Ernesto Reyes Plaza
Delegado de la Misión Marista
Sector Chile


27 de marzo de 2020

 

Comparte esta noticia
Galería
Noticias Relacionadas
La Esperanza sigue Viva
Publicado: 12 Agosto 2020 / 222 Lecturas
Primer Foro Regional de Comunicación Marista
Publicado: 1 Julio 2020 / 237 Lecturas
Semana Champagnat en Oración y Reflexión
Publicado: 6 Junio 2020 / 260 Lecturas
© 2014 Todos los derechos reservados
Creado por Informática & Diseño Maristas Chile